Buscar
  • Coordinadora Comunidad Endemus

Películas para ver en casa. Reflexión sobre el uso de las redes sociales en la actualidad.

Actualizado: mar 21

Actualmente estamos viviendo una época donde las redes sociales vienen a formar parte de nuestro día a día, que mejor que aprovechar de ello para hablar sobre las siguientes películas que te harán reflexionar sobre el uso que le damos a las redes sociales y los peligros (o oportunidades) que las mismas conllevan.


1. Manic Pixie Dream Girl (2013) Vivimos en unos tiempos en los que semana tras semana estalla algún tipo de simulacro de escándalo relacionado con un famoso youtuber. A partir de ahí se desata una cacería online en la que se convierte en el centro de mofas e insultos ¿Cuales son los límites del fanatismo en el mundo globalizado? ¿Hasta dónde podemos llegar a exponernos a nosotros mismos para colmar nuestras ansias de ser escuchados? Y si el fanatismo da miedo, el odio que genera ese fanatismo en aquellos que no lo comparten es incluso más aterrador. El anonimato en las redes sociales permite a las personas herir gratuitamente a otras. Y ese dolor puede trascender de los aparatos tecnológicos hasta herir de verdad y destrozar una vida… gratuitamente. 2. Hard Candy ( 2005) Un fotógrafo treinteañero (Patrick Wilson) queda con una adolescente (Ellen Page) a través de una web. La lleva a su casa para sacarle unas fotos, aún sabiendo que la chica es menor de edad. A partir de ahí se desata un juego terrible entre ambos, en el que el cazador puede terminar siendo cazado. Slade construye así una película de terror psicológico que reflexiona sobre nuestras más oscuras pulsiones, así como las sociopatías imperantes en el mundo actual. Internet y las redes sociales no han creado monstruos, simplemente les han dado una vía cómoda y accesible para poder llevar a cabo sus más retorcidas obsesiones.

3. Disconnect (2012) En Disconnect seguimos a un grupo de personajes perdidos en unas vidas que no sienten como propias, desconectados de sí mismos y de los demás. Y precisamente son las redes sociales las que los conectan y desconectan de forma casi simultánea, arrojando luz sobre sus miserias. Disconnect es una película que puede pecar de ser, en algunos momentos, manipuladora y maniquea, pero también es un film valiente y sincero sobre lo incomunicados que estamos y sobre cómo eso nos hace daño a nosotros y a las personas que nos rodean.

4. Catfish (2010) Nev, un fotógrafo neoyorkino, mantiene una relación cibernética con Megan, la hija mayor de una familia de Michigan. Con el paso del tiempo Nev se va enamorando de Megan y cogiéndole cariño a toda su familia, sobre todo a su madre y a su hermana pequeña. Sin embargo las dudas sobre la veracidad de lo que Megan le cuenta comienzan a crecer, hasta el punto de que Nev termina yendo a Michigan a conocer qué hay de cierto en todo lo que Megan le ha dicho.Al llegar allí descubre que la verdad es un campo de minas dónde las mentiras, la frustración, la ilusión y la felicidad se entremezclan, haciendo imposible dictar un juicio de valor sobre lo que está bien y lo que está mal. 5. The Social Network (2010) No se puede reflexionar sobre cómo el cine ha buceado en el mundo de las redes sociales (nuestro mundo, al fin y al cabo) sin hablar de The Social Network, uno de los films estadounidenses más relevantes de lo que va de milenio. A través de saltos en el tiempo, David Fincher y Aaron Sorkin nos cuentan cómo Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) ideó Facebook, cómo la compañía creció y cómo por el camino tuvo que ir aniquilando a todo aquel que se interpusiera entre él y su idea.The Social Network no es una agriografía de Zuckerberg, es una reflexión cínica y pesimista sobre lo que implica ejercer el poder. Zuckerberg no es un monstruo, es simplemente un hombre ambicioso sumido en la ambiciosa empresa de construir una compañía que extienda sus lazos por todo el planeta.

0 vistas

© 2020 by endemus coworking

Todos los derechos reservados

Aviso de Privacidad

Términos y condiciones

Calle 28 de agosto #320 La Estación

Aguascalientes, México.