• endemus coworking

Cultura godín


Estamos seguros de que cuando iniciaste tu vida laboral, la gente de tu alrededor te dio la bienvenida a la vida “godín”. Tal vez en ese momento ni sabías lo significaba esta palabra, pero emocionado te aventaste al trabajo y empezaste a ganar tu propio dinero.

Ahora, mi estimado lector, me gustaría preguntarte: ¿Conoces y eres parte de la cultura godín?


¡Ojo! No queremos que tomes a mal esta pregunta, sólo queremos darte la claridad de lo que consiste y quitemos todos esas malas interpretaciones que existen. Ahora, contesta para ti la interrogante, y después continúa leyendo este blog para ver como cambia tu respuesta.


Para arrancar con la explicación del tema, te proporcionaremos el concepto de godín. Los godínez son aquellas personas que trabajan en una oficina dentro de un horario completo, bajo contrato asalariado. Es costumbre que sus días empiecen al hacer uso de transporte público, llegar a oficinas, tomar una taza de café e iniciar el papeleo y pendientes de todos los días. Por lo general, se reconocen por hacer uso de un traje formal, traer tuppers con comida y salir de oficinas con su gafete, entre muchas otras cosas más.


En la actualidad, el concepto de godín está muy contaminado, tanto así que muchos lo utilizan para denigrar al empleado. De manera negativa, esta cultura es categorizada como: robotización, debido a la desmotivación y vida rutinaria que se puede presentar en algunas personas. Es cierto que hay estrés, descuido físico y mental, pesadas cargas de trabajo, etc. Pero la pregunta es, ¿en qué otro trabajo verdaderamente no existe esto?


Hemos olvidado lo bueno y las ventajas que engloba ser uno, y por esa razón es que te las recordamos a continuación. Una persona godínez se caracteriza por sus valores de ser comprometido, responsable, leal y trabajador. Sus ventajas en el contrato que tiene para laborar son: Un sueldo estable, prestaciones de ley aseguradas, oportunidad de crecer en la empresa, días de descanso, etc.

Ser parte de la cultura godín no es algo de qué avergonzarse, debe ser un gusto poder pertenecer y ser parte de una gran empresa, que sin nuestro trabajo y función, no podría progresar. En los comentarios, escríbenos cómo cambió tu respuesta a la pregunta inicial, te leemos con mucho gusto.